12.03.2009, Por Redacción eDarling España
5595

¿Cuál es la habilidad para mantener una relación?

 
 
 
Habilidad para mantener una relación. No es fácil empezar una relación y más dificil aún puede ser mantenerla; no todo el mundo posee esa habilidad para mantener una relación. Al principio, durante el enamoramiento, la relación parece marchar por sí sola, tal es la ilusión que se mantiene por el proyecto en común recién iniciado, que nada parece un esfuerzo. Sin embargo, con el tiempo, es habitual que algunas personas tengan dudas sobre sus relaciones de pareja.  
 
Si bien no existe una fórmula única y universal, sí puede aludirse ciertas reglas básicas para que la relación entre dos personas no caiga en la desidia y se mantenga en el tiempo igual de fuerte que el primer día.
 
 

La habilidad para mantener una relación se adquiere día a día

 
Así pues, es conveniente tener presentes los siguientes puntos para mantener en el tiempo una relación.
 
- Confianza en nuestra pareja: sin ella, se carece de seguridad respecto al otro, lo que repercute con lo "en serio" que se percibe y concibe la relación.
 
- Franqueza: de esta forma haremos que nuestra pareja conozca y comparta nuestros sentimientos y pensamientos, alimentando además el sentimiento de confianza.
 
- Disposición a permitir una proximidad corporal. Pensemos cuánto nos afectaría si nuestra pareja nos rechaza físicamente; no hagamos, pues, lo mismo.
 
- Disposición al compromiso para que el otro vea que hay un interés y una relación de amor, que sepa que estamos ahí. El conocido comúnmente como "miedo al compromiso" suele terminar con la relación de pareja.
 
- Perdonar: estar preparados para perdonar las faltas en la relación se convierte en un punto importante, se muestra así respeto y consideración a los errores de nuestra pareja, haciéndole ver que todo se puede solucionar y que de cualquier cosa se sale adelante.
 
- Estar dispuestos a resolver conflictos que se presenten entre las dos personas. Ello implica además generosidad y empatía hacia el otro; empatía no es otra cosa que ponerse en el lugar del otro. Habitualmente, cuando nos ponemos en el lugar del otro, y afrontamos los posibles de problemas desde su punto de vista, lo más frecuente es que el punto de desencuentro ser relativice.
 
 

Alimentar las ilusiones conjuntas

 
- Estar dispuestos a aceptar a nuestra pareja tal y como es y no pretender cambiarle, si estamos con esa persona es porque nos gusta tal y como es, si no, no nos hubiéramos implicado en dicha relación.
 
- Creer en las propias capacidades y habilidades y estar seguro de que lo puede hacer bien. Esto es, alimentar su propia autoestima. Recuérdese a usted mismo que es la mitad de la relación, luego es muy responsable de la buena o mala evolución de ésta. Ponga de su parte, valorándose a usted mismo. Cuánto más se valore, más repercutirá esa visión positiva en la propia percepción de la relación.
 
- Disponibilidad de trabajar en una solución a los problemas en conjunto con su pareja. Igual que el trabajo en equipo, el trabajo de pareja es muy positivo, ya que la unión hace la fuerza y juntos encontrarán más soluciones que uno solo.
 
Simplemente debe mostrar una actitud de disposición para trabajar en equipo con su pareja en cada problema que se presente, así como respetar y valorar esa relación que juntos han construido. Junto a estos puntos primordiales vienen otros que van de la mano y formarán parte de esa estar en el día a día donde se dará cuenta que aplicando ciertas de estas premisas la relación de pareja le irá mucho mejor y no verá complicación alguna, porque todo fluirá de manera sencilla. Sólo hay que creer en uno mismo, llevar a cabo esas ilusiones conjuntas, cuidar al otro y disfrutar de estar juntos.
 

 

¡Has votado! Votos totales:
Valoración:
Reseña de este artículo. Media: 14.60 sobre 5 basada en 60.6849