You are here

Vida de soltero

La segunda cita, momento clave

¿Cómo saber si la química ha funcionado y debe tener una segunda cita? ¿Se merece esa persona otra oportunidad para conocerse mejor? Las claves del primer encuentro le permiten vislumbrar si tienen futuro como pareja, sin embargo, los nervios pueden jugar malas pasadas, y la segunda cita se convierte en la clave.

 

segunda cita

Anticípese a lo que piensa la otra persona

Cuando conozca a alguien por internet, y se gusten, llegará pronto el importante momento de conocerse en persona. En la primera cita se dan ciertas claves que le harán preguntarse: ¿Merece la pena tener una segunda cita? Aunque lo más importante es que usted haya sentido la química entre los dos, le damos algunas claves para que se decida:

En la primera cita debe darse cuenta si la otra persona está interesada en usted, y viceversa. Ninguno de los dos tiene ninguna obligación. Hay cosas que se ven desde el principio, y otras que no verá hasta la segunda cita, o incluso más adelante.

Los nervios, el flirteo, y la excitación del principio pueden llevarle a sacar conclusiones precipitadas. Piense en frio y decida si tener una segunda cita o no. Puede que sea la persona correcta y por un malentendido pierda el amor de su vida.

La segunda cita, menos nervios

Los primeros minutos de conocer a alguien suelen estar dedicados a romper el hielo. Es fácil titubear, decir alguna tontería con tal de no estar en silencio. Las conversaciones se suelen centrar en temas generales, lugares comunes, y poco atractivos. No se fíe de cómo es la otra persona en la primera cita, espere un poco más. Los nervios pueden hacer jugar malas pasadas. Sin embargo, si ve que comparten sentido del humor, aficiones, y además se siente atraído, no dude en verse un segundo día.

 

Puede que usted salga del encuentro con una sensación negativa. No se deje guiar sólo por eso. Cualquier malentendido, déjelo claro; al fin y al cabo estar nervioso también es síntoma de que la otra persona nos gusta.

Muestre interés y curiosidad

Tenga un poco de psicología, es importante darse cuenta de si la otra persona se interesa por usted. Cuando conoce a alguien por primera vez se fijará en ciertos detalles: ¿Me hace reír? ¿Es una persona educada? ¿Cómo es con el resto de la gente? ¿Está buscando sólo una aventura? ¿Es como me lo imaginaba?

Si se da cuenta de que la otra persona no muestra atención, o está más pendiente del entorno o de leer el periódico, no hace falta ser adivino para saber que no quiere ir más allá. Ambas partes deben tener algo de educación, y aunque no se gusten, tenga la cortesía de prestarse atención. Si no lo hace, puede que esté perdiendo una oportunidad única, al menos intente conocer a esa persona.  Sea un poco romántico y láncese a la aventura.

La despedida: ¿Nos volveremos a ver?

En la primera cita es difícil ser nosotros mismos, nos preocupa mucho qué pensará la otra persona si mostramos nuestras rarezas o excentricidades, esos detalles que precisamente nos hacen especiales y únicos. Es cuestión de confianza ir quitándole la timidez. Pero si cree que han congeniado, no dude en despedirse con un cálido abrazo o incluso un beso, usted notará si la otra persona quiere lo mismo en sus ojos. Fíjese en el lenguaje corporal, en su forma de reír, en sus gestos y su mirada.

Pareja en su segunda cita

Sin embargo, si ve que la otra persona dice cosas como “que cansado estoy”, “a lo mejor me tengo que ir antes”, recibe una llamada de alguien que le reclama y se tiene que ir, o se despide dándole la mano, mejor que no espere recibir mucho amor y pase página.

Cómo afrontar  un segundo encuentro

Si cree que todas las señales apuntan al éxito, tenga una segunda cita. Ante la duda, siempre es mejor volver a verse y asegurarse,  para bien o para mal. Llame a esa persona para quedar de nuevo en cuanto tenga un rato. Además, si contesta, verá si también está interesada en usted.

Si tarda mucho en contestarle un mensaje, o una llamada, o ni siquiera contesta, es que no quiere comprometerse y no le interesa seguir adelante. No desespere, pero no insista. También se dará cuenta de que la otra persona no tiene interés si es muy fría en los mensajes, o si su relación ha cambiado con respecto a como era antes de conocerse. 

Si usted no está interesado en volverse a ver,  dígaselo claramente pero de forma educada, evite dar falsas esperanzas. No tenga una segunda cita si lo tiene muy claro. Si sigue estas reglas, es posible que vea más nítidas las perspectivas de futuro. La segunda cita es importante, es mejor tenerla que quedarse con ganas o miedo de conocer mejor a alguien. Y ya sabe, a la tercera va la vencida. 
 

Redacción eDarling, enero 2013


¿Tiene alguna pregunta? Consulte a nuestro equipo en: redaccion@edarling.es

 

 

Otros artículos de interés:

 

¿Cómo flirtear?: descubra los secretos hacia el éxito

¿Qué les gusta a los hombres de las mujeres?

Citas online: las ventajas de Internet

Citas por Internet: los errores más comunes

 

Total votes: 203
Valoración de "Segunda cita". Media: 3.04 sobre 5 basada en 203 votos.
| |
  Escribir comentario:

 
  1 comentario sobre "Segunda cita":
load