*Podrá descargar la versión en PDF al final del artículo

Berlín, el nuevo Silicon Valley de emprendedores europeos

•  Berlín, centro estratégico de empresas de éxito en toda Europa. 

•  La capital alemana ha visto nacer en siete años a 500 nuevas empresas del sector online. 

•  En Berlín se espera generar 300.000 puestos de trabajo en empresas digitales. 

 

En los últimos años, Berlín está experimentando todo un auge económico en el sector de la informática e Internet, y hoy en día es ya en una auténtica incubadora de emprendedores. En siete años ha visto nacer a casi 500 nuevas empresas y esto es sólo el comienzo, ya que tras la aprobación del Plan Deutschland Digital 2015 se espera generar unos 30.000 nuevos puestos de trabajo en empresas digitales.

En este nuevo Silicon Valley coexisten multitud de jóvenes empresas digitales que han encontrado en Berlín la localización perfecta para su centro de operaciones: gran calidad de vida, precios asequibles y, sobre todo, conocimiento. Y entre ellas, encontramos empresas cuyos nombres no pasan inadvertidos en nuestro país: hablamos de las exitosas SoundCloud, Groupon, eDarling, Rocket Internet y Wooga entre otras.

 

eDarling, una de las agencias de intermediación de pareja líderes en Europa

Una de las empresas cuyo centro de operaciones se encuentra en Berlín es eDarling, fundada bajo la tutela de Rocket Internet. eDarling es la página de búsqueda de pareja líder en Europa y desde su fundación en 2008, cuenta con más de 13 millones de usuarios.

Entró en el mercado español en 2010 y cuenta con 1.100.000 usuarios registrados. Además, está presente en Austria, Suiza, Francia, Polonia, Holanda, Suecia, Italia, Turquía y Rusia y su lanzamiento en Noruega y la República Checa es inminente. 

A la cabeza, sus cuatro directores:Lukas Brosseder, David Khalil, Christian Vollmann y Kai Rieke.

 

Soundcloud, la red social para amantes de la música

Se trata de una importante plataforma para los amantes de la música. Fundada en 2007 por el productor de sonido Alex Ljung y el artista Eric Wahlforss, cuenta hoy en día con nada más y nada menos que unos 14 millones de usuarios y lleva recaudados más de 60 millones de dólares desde su nacimiento.

Su co-fundador Eric Wahlforss asegura que fue el business angel Christophe Maire quien convenció a sus fundadores para trasladarse de Suecia a Berlín. Su sede no podría estar en otra ciudad mejor, donde se respira música y arte por todas partes, al igual que sus oficinas, donde los ordenadores se mezclan con futbolines o mesas de mezclas para que sus jóvenes trabajadores no pierdan su creatividad.

 

Groupon, página web que ofrece ofertas diarias

La página web de cupones de descuento por excelencia tiene su sede europea en la capital berlinesa. Fundada en 2008 por Andrew Mason, opera en prácticamente todos los continentes y cuenta con la friolera de 35 millones de usuarios registrados, gracias a los cuales está sobrepasando ya los 500 millones de dólares de recaudación.

 

Rocket Internet, la incubadora de empresas start-ups en Berlín

Dio a luz a start-ups que hoy en día son empresas consolidadas de éxito como Zalando, Wimdu, Citydeal o Pinspire entre muchas otras. Su objetivo: copiar modelos de negocios de éxito y lanzarlos en distintos países. Su líder, Alexander Kudlich, cuenta ya con tres oficinas en Berlín, desde las que se contribuye a que el tejido empresarial de la ciudad siga creciendo.

 

Wooga, red social dedicada al desarrollo de videojuegos de éxito

Esta empresa alemana de videojuegos sociales sólo tiene tres años de vida y ya es la principal competidora europea de la americana Zynga. Fundada por Jens Begemann y Philipp Moeser, sus videojuegos (entre los más conocidos, Diamond Dash) ya cuentan con 35 millones de usuarios activos al mes y están preparando su lanzamiento a plataformas móviles.

Ésta es la mejor prueba de que Internet ha eliminado por completo las barreras para la internacionalización de los negocios y Berlín es hoy una de esas ciudades que recibe con los brazos abiertos al espíritu emprendedor. 

 

Visto lo visto, el alcalde de Berlín debería renovar el conocido slogan de la ciudad "Pobres, pero sexis" y cambiarlo por "Digitales y sexis".