Sergio y Marta

16 de julio de 2012

Hola soy Marta Turrado García y debo de decir que lo de apuntarme a eDarling no fue una cosa mía, sino que un regalo de un buen amigo porque yo estaba soltera y desilusionada en el amor por un fracaso de una relación. 

Yo no quería conocer a nadie, y aún cuando este gran amigo conoció a su actual pareja también por eDarling y llevan juntos más de dos años, yo no creía que las relaciones que surgen por internet pudieran funcionar, si ni siquiera funcionan las de toda la vida. A regañadientes y con gran enfado acepté el regalo y ese día juré y perjuré que no lo usaría. Sin embargo, poco a poco fui metiéndome en la página por los diferentes mensajes que me llegaban.
 
Hola yo soy Sergio Cárdenas Melero y decidí darle una oportunidad a conocer a alguien por internet, debido a que mi círculo de amistades y conocidos no se ampliaba y quería conocer a más gente, además mi mejor amigo conoció a su chica también por internet y son muy felices.
 
¿Cómo nos conocimos? En unas de las tantas veces que yo entré entré en la web, vi el perfil de Sergio y me gustó, por lo que decidí sonreírle. Sergio a su vez también se interesó y decidió devolverme la sonrisa y mandar las 5 preguntas.
 
Todo iba surgiendo y hablábamos constantemente durante todo el día, hasta que llegó el momento de conocernos y superar nuestros miedos y angustias, porque por mail y mensajes creamos un mundo de complicidad y estábamos muy a gusto, pero nos aterraba la idea de que al conocernos en persona no nos gustáramos o no nos encontráramos tan cómodos. Por eso, fuimos a esa primera cita temblando de emoción por poner sonido a las frases y poner gestos y una cara, pero por otro lado con miedo a que en persona no fuera ni tan mágico ni con tanta complicidad.
 
Los dos nos gustamos desde antes de empezar a hablar y ver que éramos reales, no había engaños y éramos las mismas personas, por lo que decidimos vernos unos días más adelante. Debo añadir a esta parte de la historia, que Sergio pensó que lo de quedar otro día era mentira y que yo cancelaría esa cita futura de una manera educada, lo que le iba a dar mucha pena porque yo le había gustado mucho.
 
Y quedamos para tomar un café, y otro día quedamos para cenar, tal como acordamos el primer día, y así seguimos quedando un día tras otro. Al día de hoy llevamos aproximadamente 10 meses de relación desde ese 16 de Julio que nos conocimos en persona. Nuestra relación es normal, conocemos a la familias, los amigos, tenemos hobbies juntos y hemos descubierto otros nuevos que nos gustan a los dos; ya no nos vemos sin la otra persona. Estamos seguros que somos nuestras medias naranjas, porque ambos tuvimos relaciones anteriores y ninguno de los dos nos sentimos en ellas tan a gusto como esta vez. Ésta es nuestra relación definitiva.
 
Tenemos planes de futuro, en un año queremos estar viviendo juntos (porque ahora sólo pasamos juntos los fines de semana aunque nos veamos entre semana), nos gustaría casarnos e incluso tener hijos, los dos queremos una parejita para ser más exactos y tenemos hasta nombres pensados! Lógicamente estas cosas vendrán un poco después, por ahora Marta está preparando una oposición y yo estoy estudiando psicología y trabajando.
 
Pero si 10 meses han pasado volando, los otros 12 se nos van a hacer igual de cortos estando juntos.