You are here

Antonio y Teresa

En principio yo no tenía confianza en encontrar a alguien que mereciera la pena. Tuve una experiencia negativa en otra web. Pero una amiga me habló muy bien de eDarling y me animó a abrirme una cuenta Premium. Contacté con él allá por el mes de Abril del 2013. A penas intercambiamos dos o tres mensajes a través de eDarling, nos dimos nuestras direcciones de correo electrónico y el intercambio de fotografías porque los dos somos aficionados. Lo que me atrajo de él en primer lugar, a parte de los valores que ponía en su perfil, fue su profesión, es adiestrador canino, y su afición a la fotografía y la naturaleza. Después de 2 semanas, pensamos que ya era el momento de conocernos. Yo le había enviado una fotografía de un tatuaje que tengo en el brazo, la misma que él utilizó para identificarme cuando nos vimos, me pareció un gesto muy divertido, me gustó desde el principio su elocuencia. Era la primera vez que yo quedaba con alguien para tomar algo sin conocerlo físicamente, pienso que para este tipo de encuentros ya vas un poco predispuesto a ciertas cosas. Tengo que decir que fue muy extraño, al principio estaba un poco a la expectativa y dejando que él hablara. Pues bien, fue estupendo porque durante todo el tiempo que estuvimos juntos no me defraudó en ningún sentido, era la persona que esperaba, en cuanto a sentido del humor y educación, que es lo que más admiro en las personas. Hubo miradas y algún roce de manos que me hicieron sentir cosas que no había sentido hace tiempo. Me gustó.
 
Por circunstancias familiares, no pudimos vernos hasta dos semanas después. Este segundo encuentro no me pareció tan divertido y hubo algún desencuentro o mal entendido. Cuando nos despedimos ese día pensé que ya no volveríamos a vernos más porque fue una despedida bastante fría. Él se fue de crucero durante una semana, a mí me vino genial para pensar si esta amistad podría continuar. Cuando él volvió de su viaje, empezamos a hablar otra vez y quedamos de nuevo, yo iba dispuesta a ser sincera con él y decirle todo lo que pensaba de nuestro anterior encuentro. Y así fue y tengo que decir que él me facilitó mucho el trabajo porque a él le ocurrió lo mismo. Al final de la noche lo hablamos con total sinceridad y vino nuestro primer beso, fue una noche que nunca olvidaré.
 
A partir de ese día nuestros encuentros han sido más continuados, a pesar de las dificultades que tenemos para vernos y por nuestras obligaciones con nuestros hijos. Pero no hay día que dejemos de pensar el uno en el otro. Nuestra relación avanza de forma lenta pero con pasos seguros. Era algo que yo no tenía claro que pudiera ocurrirme debido precisamente a mis miedos, ya que el año pasado salí de una relación que duró 25 años. Pensé que iba a ser difícil, pero con él todo es fácil, tranquilo y ameno. Aún así, vamos despacio y con precaución y lo más importante para mí, con respeto, confianza y amor.
 
Hasta aquí mi historia de amor y mi experiencia en eDarling. Gracias.
 

 

| |
load