30.04.2013, Por Javier Primo
3643

Escuela y Amor, historia de un aprendizaje

el amor en la escuela
Entrevista a la doctora Seiffge-Krenke sobre las relaciones de pareja en los centros educativos El primer día de clase está a la vuelta de la esquina. Para muchos niños de 3 a 6 años en toda España, este es el comienzo de una época emocionante. El primer día en la escuela, los niños emprenden un viaje donde la lectura, la escritura y la aritmética no será lo único que aprendan. Durante esta etapa formativa atravesarán varios niveles de desarrollo personal, y tendrán la oportunidad de hacer nuevos amigos y enamorarse. En una entrevista exclusiva con eDarling, la profesora Seiffge-Krenke, jefa del departamento de Psicología Evolutiva de la Universidad de Maguncia (Alemania), revela cómo las relaciones entre las niñas y los niños cambian de la escuela primaria hasta el Instituto.

eDarling: ¿Cómo se comportan los chicos y chicas entre ellos en los primeros días de clase?

Profesora Seiffge-Krenke: Los que están en edad preescolar disfrutan jugando con cualquier persona, independientemente de su edad o sexo. A medida que se hacen mayores, justo antes de comenzar la escuela, van prefiriendo jugar con gente del mismo sexo.

En la escuela primaria, los niños se dividen notablemente en función de su género. Además, las personas del sexo opuesto se perciben con frecuencia de forma negativa: para ellos, las niñas son cursis y para ellas los niños son tontos. Esta llamada segregación por sexo es de gran importancia para el desarrollo y la consolidación de los roles de identidad de género, porque desde muy pequeños ya son conscientes de su sexo. Esta distinción va mucho más allá, ya que abarca su comportamiento, el aspecto físico, la manera de caminar, de jugar… En esta etapa, las amistades entre personas del mismo sexo son fundamentales.

Entonces, ¿niñas y niños no tienen ningún contacto entre ellos en la escuela primaria?

Muy pocos niños juegan en grupos mixtos, según los estudios sólo entre el 3% y el 10%. Hay algunos rituales, sin embargo, donde las niñas y los niños entran en contacto los unos con los otros. Cuando un grupo de niños pasa cerca de uno de niñas y se rozan con alguna de ellas o la empujan, por ejemplo. En esta fase no queda ninguna duda: chicos por un lado, chicas por otro.

¿A qué edad se produce un cambio en esta interacción?

Después de pasar a Secundaria y al inicio de la pubertad, entre los 11 y los 13 años, la interacción social empieza a evolucionar. Es curioso observar cómo los que han estado separados los unos de otros durante más tiempo se empiezan a prestar más atención entre ellos y hacen más esfuerzos por relacionarse con las personas del sexo opuesto. Chicos y chicas empiezan a estar juntos en lugares públicos, como parques o centros comerciales, pero siempre al amparo de un grupo mayor de gente.

¿Empiezan los adolescentes a enamorarse en esa fase?

Los adolescentes de 6 a 9 años se encuentran en una primera fase del desarrollo romántico. Los sentimientos amorosos ya están presentes, aunque las relaciones se producen más bien en forma de fantasía. Normalmente, la persona de la que el chico o la chica están enamorados no sabe nada al respecto.

A veces se escriben notas, mensajes o correos electrónicos, algo que para ellos es muy emocionante. Algunos chicos o chicas viven en un continuo estado de enamoramiento, y también se producen separaciones con airadas discusiones, pero la persona de la que se enamoran es fácilmente reemplazable.

¿A qué edad se forman entonces las primeras parejas y cómo son?

Entre los 16 y los 18 años, en el Bachillerato. Durante muchos años, los adolescentes necesitan la protección de su mejor amigo mientras viven estas relaciones confusas y superficiales, hasta que alcanzan una determinada madurez en ellas. En esta tercera fase, denominada “fase del afecto o del cariño“, las relaciones están muy idealizadas. Cualquier novio o novia que tengan es el mejor que haya existido nunca.

En esta primera etapa, hay muy pocas discusiones y, cuando se produce algún desacuerdo, en seguida se trivializa para no poner en peligro esa relación tan frágil. Las parejas ahora pueden durar más, algunas veces incluso más de un año. Aquí llegan a un punto en el que las relaciones necesitan evolucionar, y las discusiones son parte fundamental en ellas. Las separaciones en este momento son dolorosas, ya que realmente valoran a la otra persona y se llegan a enamorar de ella.

¿Cuáles son las características de una relación madura? ¿Están los adolescentes preparados para ello al final de la escuela?

En comparación con la fase del cariño, una característica de la relación madura sería la percepción del compañero/a de una forma más realista. Las parejas de gente madura tienden a sopesar los pros y los contras de una relación y deciden si vale o no la pena cuando en dicho análisis prevalecen los aspectos positivos.

De todas maneras, nunca se puede generalizar. Hay parejas cuya relación es, desde nuestra perspectiva, muy turbulenta, pero, siempre y cuando ambas partes estén conformes, esas relaciones pueden durar mucho tiempo. En función de la persona, una relación adulta puede establecerse tanto en la escuela como pasada la treintena.

¿Ha vivido usted alguna historia de amor en la escuela? Escríbanos a redaccion@edarling.es

Votos totales:
Valoración:
Reseña de este artículo. Media: 19.45 sobre 5 basada en 59.1774
Comentarios