You are here

Familia

No tener hijos: razones que nos llevan a renunciar a la paternidad o a la maternidad

 

No tener hijos.
Hoy en día, que una pareja esté comprometida no quiere decir que quiera tener hijos. ¿Por qué una mujer y un hombre eligen no tener hijos? ¿Qué hace que en muchas ocasiones la familia sea algo secundario?
 

Factores que afectan a la decisión de tener hijos

La decisión de no tener hijos, a menudo tiene que ver con la necesidad de independencia en la pareja y otros factores sociales como el trabajo o el estrés.  Por ejemplo, la vida profesional ocupa casi la totalidad de nuestro tiempo, y muchas veces no deja espacio para pensar en formar una familia, por eso, el momento de ser padres se va retrasando, a veces eternamente.

 

España no ayuda a tener hijos

 

En España, la situación del mercado laboral nos hace vivir en la incertidumbre. Con un sueldo no se llega a fin de mes, así que ambos cónyuges tienen que trabajar y muchas personas tienen que recurrir a los abuelos para criar a los niños. Tener un niño suele añadir más presión a la ya precaria situación laboral, y no tener hijos nos hace sentir más aliviados.

Además, en España, las políticas para  fomentar la maternidad son nulas. Sólo hay dos: el cheque bebé y la deducción por maternidad. El primero desapareció el 1 de enero de 2011 y apenas dio resultados. El segundo es una única deducción de 1200 euros. Mientras, en países como Alemania o Suecia, el Estado ayuda casi de por vida a aquellas parejas que deciden ser padres, tanto en materia de educación como económica, en nuestro país, las políticas de fomento de la natalidad son casi inexistentes. De ahí que las personas que no viven holgadamente se lo piensen mucho a la hora de tener hijos, ya que esto supone unos gastos futuros que pueden hacer tambalear a cualquier pareja.

 

Cambio de los hábitos en ser padres

 

Las mujeres han tomado las riendas y el control, y por supuesto, toman la decisión de tener hijos o no. Esto ha llevado a una mayor planificación a la hora de plantearse tener familia. Muchas personas se lo piensan mucho antes de traer un hijo al mundo. Lo importante no es tener el hijo en sí, si no que al niño no le falte de nada. Esta generación pone por delante su carrera profesional a la familia. Desde niños se nos ha inculcado que lo importante es el éxito profesional, y a veces dejamos de lado el éxito emocional. Hasta nos parece raro que un hombre o una mujer deje su trabajo para cuidar a sus hijos.

 

Miedo a no estar preparados

 

Realmente nunca se está preparado para ser padres, es algo que se aprende con el día a día. Mucha gente sin hijos tiene miedo de no estar a la altura de sus padres. Y es que somos una generación que por lo general, tuvo madres y padres que lo dieron todo por sus hijos, sobre todo muchas madres que han dedicado su vida completamente a su familia. Los tiempos cambian, cada uno educa a sus hijos de una forma distinta, y no hay que compararse con nuestros padres. También sucede el caso contrario, personas que no han tenido una infancia fácil, y que no quieren traer un niño al mundo por inseguridad o por miedo a decepcionarle.
Miedo a queser padres cambie la relación

El tipo de relación que tenemos con nuestra pareja también puede ser un factor a tener en cuenta. Una razón común para decidir no tener hijos es el miedo a perder la libertad y la intimidad de estar solos.

Hay parejas que piensan que tener hijos les cambiará la vida, pero no para bien. Pensar que se va a pasar de ser amantes a ser sólo padres es un error. Es posible tener miedo a perder esa magia de la relación. Pero tener hijos hace mucho más fuerte e intensa una relación. Por otro lado, sí es cierto que la libertad de viajar, y la independencia, se ven muy limitadas cuando se tiene familia, pero no hay recompensa sin sacrificio.

También hay personas que tienen miedo a que la relación se complique o se haga “demasiado” estable. Muchas personas no saben si están con el amor de su vida, y tener hijos es un vínculo eterno. Cuando se tienen dudas sobre el amor hacia la otra persona, es mejor evitar tener familia hasta estar cien por cien seguros de que esa es la persona elegida.

 

Los hijos nos preparan para ser padres

 

Nunca se está suficientemente preparado para ser padre, y más si está soltero. Si no que las cosas se van haciendo sobre la marcha, y la vida y nuestros propios hijos nos va enseñando los pasos a seguir.

Si usted es feliz, está enamorado, y goza de una cierta estabilidad, tenga valor para dar el paso. Además los niveles de natalidad están por los suelos y necesitamos jóvenes que nos paguen la pension cuando seamos ancianos... y si aún duda, plantéese esta pregunta: ¿conoce a alguien que se haya arrepentido de tener un hijo?

 

Redacción eDarling
¿Tiene alguna pregunta? Consulte a nuestro equipo en:  redaccion@edarling.es

 

You voted 4. Total votes: 274
Valoración de "No tener hijos". Media: 3.01 sobre 5 basada en 274 votos.
| |
  Escribir comentario:

 
  1 comentario sobre "No tener hijos":
load