21.04.2011, Por Redacción eDarling España
39706

Mis hijos no aceptan a mi pareja

hijos que no aceptan que su padre o madre tenga pareja nueva
Es muy común que, tras una separación, sus hijos no acepten una nueva relación. Es muy común que reaccionen mal ante la incursión de un nuevo miembro en la familia. Tras un divorcio o la pérdida de un ser querido, usted encuentra el amor de nuevo, y a ellos no les suele gustar. Es muy común que reaccionen mal ante la llegada de su nueva pareja. ¿Por qué? Celos, miedo a resultar heridos o a que a usted le rompan de nuevo el corazón.

 Entienda la preocupación de sus hijos

Usted les ha criado, educado, y han sido capaces de pasar juntos su adolescencia, así que pueden superar esto juntos también. Llega una edad en la que los hijos son maduros y pasamos a tener una relación más de igual a igual. Este es el ángulo desde el cual tiene que hacer frente a la nueva situación, desde la amistad.

¿Cómo decirle a sus hijos que ha encontrado una nueva pareja? ¿Cómo entender su preocupación? En este artículo le planteamos cómo lidiar con sus hijos cuando no aceptan a su nueva pareja, pero haciéndoles partícipes de sus decisiones.

 1.  La dolorosa idea de tener un nuevo padre o madre

Tal vez usted ha perdido a su pareja trágicamente o su divorcio fue traumático. Para sus hijos, la idea de que se va a sustituir a su padre o madre es muy dolorosa. No les gusta pensar que van a reemplazar a ese ser tan querido y que entrará alguien nuevo en la familia. El núcleo familiar se ha convertido en esa burbuja de protección que les ayuda a superar la pérdida. Es normal que sus hijos se indignen al principio. Si este es su caso, seguro que usted también es más exigente a la hora de buscar a alguien nuevo. Además, al encontrar de nuevo el amor, sus pueden llegar a pensar que van a pasar a un segundo plano en su vida.

También puede que sus hijos no le digan lo doloroso que es ver a otra persona en casa, pero usted puede que lo note. También les puede sentar mal que su nueva pareja opine sobre asuntos que considera privados, de la familia.

Para evitar esto lo mejor es hablar claramente sobre qué les preocupa, qué necesidades tienen. Es como pedirles permiso; sus hijos se sentirán más importantes y sabrán que han tenido algo que ver con la llegada de esta nueva persona. Con el tiempo, entenderán como un adulto que usted necesita amor y compañía, igual que ellos, sobre todo si le ven a usted más feliz.

Deje claro que nunca les va a dejar de querer, y que no se trata de un sustituto del ser perdido sino de un paso adelante, un nuevo compañero. Explique que necesita compañía, cariño, y que sólo con esas necesidades cubiertas usted puede sentirse feliz. Hágales ver que es usted humano.

2. Miedo a una relación tormentosa y traumática  

En caso de que haya habido faltas de respeto en otras relaciones anteriores o algún tipo de situación traumática, sus hijos tienen más de una razón para preocuparse cuando alguien entre en casa. Hágalos partícipes de esta decisión, no lo haga sin su permiso. Meter alguien en casa de repente después de haber pasado malos momentos sólo empeorará las cosas. 

Si su caso va más allá y en su casa hubo algún tipo de maltrato o abuso, dígales a sus hijos que aprecia su preocupación, pero que es su decisión, y que por supuesto acepta su ayuda. Precisamente por haber pasado por un infierno necesita otra compañía y perder el miedo a las relaciones. Cuénteles a sus hijos todo sobre su nueva pareja, para que la conozcan mejor. Compartan impresiones. Además, si hay algo raro, puede que le ayuden a ver su relación desde otra perspectiva.

Al emparejarse de nuevo, tenga precaución, y no corra. Esté alerta y no sea inconsciente. Si a usted le han hecho daño es posible que sea más vulnerable. Puede que sus hijos se den cuenta de algo que usted no ve.

3. Sus hijos quieren evitar posibles sufrimientos en el futuro

Tras años de relación, acabar de repente con un matrimonio es duro para sus hijos. Tienen miedo al dolor en el futuro. Quieren protegerle a usted y a ellos mismos de pasar otra vez por lo mismo.

Enseñe a sus hijos que con la edad se gana en perspectiva, y asegúrese de que entiende los riesgos que se toman al empezar una relación. Pero, a la vez, hágales ver que el futuro puede ser positivo. Además, tanto ellos como usted necesitan compañía para superar esta etapa.

Déles tiempo y disfrute de su nueva pareja

Después de lidiar con el miedo darles su visión de la nueva relación, tienen que aceptarla. No sirve de nada enfadarse. Es probable que les tenga que decir que sonrían cuando vean a su nueva pareja, incluso puede que directamente se nieguen a aceptarla. Pasará con el tiempo. No se preocupe, al principio las reacciones casi siempre son negativas. De todos modos, muchos hijos de parejas separadas son más maduros y se alegran de que sus padres rehagan su vida. Disfrute y no se centre en lo negativo. Piense en lo excitante que es el nuevo comienzo y sea consciente, que al igual que sus hijos, tiene derecho a ser feliz. 

 

 

¿Cómo trata de enfrentarse a esta situación? ¿Le ha dado resultados positivos? Déjenos su mensaje.

¿Tienes alguna pregunta? Consulta a nuestro equipo en: redaccion@edarling.es

Votos totales: 719
Valoración:
Reseña de este artículo. "Mis hijos no aceptan a mi pareja". Media: 2.97 sobre 5 basada en 719