You are here

Stela escribió
30.01.2014

Tengo tres meses y medio de haberme separado del papá de mi hija y al principio pensaba que tenía que reaccionar, que tenía que darle un espacio, pues no estaba comprometido ni conmigo ni con mi hija y tenía que valorarnos y pensar lo que quería; ahora ya sale con otra persona. Además, no valoró nuestra relación y mucho menos a mi hija. Los que no tienen niños tómenlo como una gran experiencia, al principio todo se ve oscuro y tenemos miedo por todo. Habrá días malos y pero al final de cuentas aprendemos a ser mejores personas, solo lo mejor prevalece y perdura.

Contestar
load